Particularidades

No solo los duendecillos convierten el mercado navideño "Heinzels Wintermärchen" en un emocionante espectáculo navideño.

Artesanos que practican su arte

Una peculiaridad de "Heinzels Wintermärchen" son los artesanos de toda Europa que practican en público su arte. Por doquiera se escuchan los ruidos de artesanos en el mercado navideño ya que a éstos les encanta practicar su oficio y fabricar sus propios productos en su stand. Desde el escultor de madera que forma con su sierra gigantescas esculturas de madera, pasando por el herrero que forja herrajes sobre el fuego vivo, hasta el confitero que crea lollipops y dulces de azúcar caliente: en los talleres de los artesanos siempre hay mucho que descubrir.

Música navideña en vivo

Sonidos festivos que armonizan perfectamente con la época navideña y que despiertan la alegría por Navidad se presentan cada noche a los visitantes en este mercado navideño. En el pequeño escenario delante de la fuente de Jan von Werth se presenta diariamente de 19-21 horas (salvo los sábados) la Orquesta del Mercado Navideño. Los músicos van cambiando todos los días, pero siempre unos ocho instrumentos de viento tocan clásica música navideña. En la plaza Heumarkt reina un ambiente navideño especial cuando los músicos de instrumentos de viento tocan canciones de Navidad desde el primer piso de la taberna de dos pisos.

Pesebre tradicional de madera

En el callejón Antikgasse que conecta las plazas navideñas del casco histórico Alter Markt y Heumarkt, se encuentra el pesebre más impresionante de Colonia: un pesebre grande con figuras grandes de madera de pinos cembros. El pesebre fue creado por el tallista religioso de Tirol del Sur Paul Gartner que consiguió conferir a sus expresivas figuras un carácter muy rústico. Cada una de las figuras pesa hasta 250 kilos y mide hasta más de dos metros. El pesebre es una estación popular del sendero de pesebres de Colonia.

Enlace a la película

Sellos "Heinzel"

"Heinzels Wintermärchen" tiene su propio sello. Los sellos Heinzel tienen cada año un motivo diferente y se prestan de manera ideal para el correo navideño.
Se venden en la ventanilla de nuestra oficina navideña de correos en el callejón de los juguetes, convirtiéndose mientras tanto en auténticas joyas de coleccionistas. Los ingresos generados con la venta de sellos sirven siempre para un fin caritativo.

Tabernas rústicas

Una peculiaridad hermosa del mercado son sus tabernas rústicas. Cada una impresiona con una arquitectura individual. Desde la tradicional cabaña de caza del siglo XIX, pasando por la iglesia escandinava de madera, hasta el establo histórico diseñado con especial atención de Algovia o de la taberna de dos pisos: aquí los visitantes del mercado navideño tienen mucho que admirar.

Gilbert, gendarme del mercado

Los duendecillos conocen bien a los gendarmes franceses, por lo que no debe faltar un hombre determinado en la época navideña en el casco histórico de Colonia: nuestro gendarme francés de mercado, Gilbert. Recorre diariamente el mercado en uniforme original de Napoleón, manteniendo el orden en el mercado de manera encantadora. Cuidad que todos se porten bien, recuerda a los visitantes a prestar atención a sus bolsas y divierte a la gente en casi todos los idiomas.